Murcia

Ruta del Morrón Chico de Sierra Espuña


Cima del Morrón Chico de Sierra Espuña en Alhama de Murcia, desde el vértice geodésico.
Vistas panorámicas desde le Morrón de Alhama a 1444 metros de altitud

Un paseo por Sierra Espuña

Una vez más me decanto por enseñaros uno de los mejores emblemas que nos ofrece la biodiversidad y el paisaje de la Región de Murcia. Esta vez se trata de la Ruta del Morrón Chico de Sierra Espuña y la visita a algunos de sus lugares de mayor interés

Ésta vez nos adentramos en el pulmón de Sierra Espuña, que comanda el entorno de Murcia con un espectacular entramado de vida cerros, paredes calizas y bosques de pino.

Descenso pronunciado en la bajado por la Senda del Caracol del Morrón de Alhama

El pasado de Sierra Espuña

En primer lugar, te sorprenderá saber, que hace tan sólo 150 años Sierra Espuña éra un comienzo de meseta desértica con apenas vegetación en la que se erigían sus cimas completamente despobladas de vida floral.

Se parecía en gran parte al resto de entorno árido y desértico que le rodea como las dunas fósiles o “Bad Lands” de piedras Margas de los Barrancos de Gebas o las sierras colindantes de Lorca, Almería.

 

Cabe destacar que la mano del hombre y su papel en la reforestación de Sierra Espuña fue muy importante para que cobrase vida y hoy en día goce de una riqueza natural y biodiversidad tan destacable.

 

¿Sabías que Sierra Espuña cuenta con más de 25 000 hectáreas de montañas y bosque?

..y la antigüedad de sus materiales geológicos se remontan 570 millones de años atrás?

¿Quién y porqué promovió la reforestación de Sierra Espuña?

Todo comenzó con la explotación forestal, incendios y la desertificación de las tierras de Sierra Espuña, además de gran parte del territorio Murciano y del levante Español.


Sierra Espuña antes y después de la repoblación llevada a cabo por Ricardo Codorníu
Cambio de Sierra Espuña después de la repoblación de sus tierras áridas.

Como consecuencia de esto, las riadas, la formación de cauces y ramblas formadas facilitaron que sobre el 1879, se produjese las inundaciones de Santa Teresa, que afectaron a las poblaciones de Totana, Murcia, Alhama con más de 700 muertos.

A consecuencia de éste desastre, una movilización promovida por grandes ingenieros forestales y de monte, con Ricardo Codorníu en cabeza hicieron realidad un proyecto increíble de reforestación.

Además de la adecuación de las ramblas y cauces para evitar la agresividad de las avenidas de agua y las riadas con la construcción de diques, terrazas y muros para la contención del agua.


Rutas y lugares de interés en Sierra Espuña.

En primer lugar, en el corazón de Sierra Espuña se encuentra el Centro de visitantes de Ricardo Codorníu y Stárico, que se hizo en honor a una vida dedicada a la mejora y creación de éste lugar que hoy en día es un pulmón, una fuente de vida y entretenimiento para todos nosotros.

En ésta ocasión, la Ruta del Morrón Chico de Sierra Espuña que vamos a realizar recorre gran parte del parque natural, contemplando y coronando las impresionantes formaciones de ésta agrupación montañosa como el Morrón Chico, los pozos de las nieves o las paredes de Leiva.


Comienzo de la Ruta del Morrón Chico de Espuña

Existen dos restaurantes rurales muy conocidos llamados La fuente del Hilo y La Perdiz, ideales para comer, desayunar o cenar en cualquier época del año.

Precisamente en el Restaurante de la Perdiz, es donde comienza nuestra ruta de senderismo, será en el parking de éste lugar donde dejaremos nuestro coche para comenzar una ruta que nos llevará unas 4 o 5 horas de una dificultad media-alta. La ruta la podéis realizar en éste enlace:

El sendero de ascenso comienza justo por detrás del restaurante y trascurre por un antiguo camino usado por los trabajadores de las obras de restauración hidrológico-forestales de Sierra Espuña.


Camino de ascenso a los pozos de las nieves

El largo ascenso por éste camino de piedras da lugar a una exuberante vaguada donde podemos ver como poco a poco, a medida que vamos subiendo la vegetación va cambiando con la altitud, el pino carrasco y los chaparrales van mezclándose con el pino negral, el pino Laricio, la Encina y las Sabinas.

Flora de Sierra Espuña en el ascenso al Morrón Chico de Alhama.
Agrupación de Pino Laricio en las zonas más altas de Sierra Espuña

Al llegar al final de la subida, y siguiendo el camino de la izquierda en ascenso hacia el Morrón Chico de Alhama, nos encontramos con los famosos Pozos de las Nieves, que datan de unos 500 años atrás.

Así mismo éstas colosales obras en en forma de cúpula con una profundidad soterrada de entre 6 y 10 metros, se usaban como neveras naturales para guardar nieve y hielo que se comercializaba en siglos atrás.

En éste lugar hay varios pozos de las nieves, algunos más conservados que otros, donde actualmente crece una frondosa vegetación en su interior húmedo y sombrío, que hacen de éste sitio un entrañable lugar.

Cúpulas de piedra llamadas Pozos de Nieve situados en Sierra Espuña para guardar y comerciar hielo.
Restos de los Pozos de las Nieves en Sierra Espuña

Subida al Morrón Chico de Alhama

Una vez hayamos abandonado la explanada de los pozos de las nieves en dirección noroeste hacia el Morrón de Alhama, la vegetación empieza a ser más de tipo arbusto y bastante dispersa por la altitud, viento y la presencia de nieve en algunas épocas del año.

A continuación iremos bordeando la ladera del Morrón Chico de Alhama, con la presencia y las vistas cada vez más cercanas de las Paredes de Leiva, al fondo, nos iremos acercando poco a poco al vértice geodésico y el refugio de ésta cima que vamos a coronar.

Vistas desde el Morrón Chico de Alhama junto al Refugio y el vértice Geodésico
Zona alta de Sierra Espuña y su cima, desde el Morrón Chico de Alhama.

Las vistas desde lo más alto de ésta Ruta del Morrón Chico de Sierra Espuña son de la mayor amplitud angular posible, al éste podemos observar las Sierras de Carrascoy, la costa del Mar Mediterráneo al sur y al norte los macizos y sierras del altiplano Murciano.

Como nota a tener en cuenta, tener en cuenta subir en días soleados y sin viento, ¡¡ se disfruta mucho más !!


Descenso por la Senda del Caracol

Es hora de comenzar a descender de los 1444 metros sobre el nivel del mar que nos encontramos, para éllo volvemos atrás, unos metros y tomamos el camino de la derecha en dirección a las Paredes de Leiva.

Éstas impresionantes paredes formadas por piedra caliza alcanzan más de 150 metros de altura y se erigen en el entorno como un fuerte atractivo para los visitantes y los practicantes de deportes como la escalada.

Grandes Paredes de Leiva en Sierra Espuña actualmente un fuerte atractivo visual y deportivo para la escalada.
Formaciones Kársticas verticales llamadas Paredes de Leiva en Sierra Espuña

A continuación comenzamos un progresivo descenso cada vez mas cerca de las inmensas paredes, para acabar bordeando el Morrón Chico y llegar a un enorme embudo o desfiladero con una pendiente muy pronunciada por el que discurre la serpenteante Senda del Caracol.

Embudo montañoso utilizado para construir un camino en las obras de reforestación de Sierra Espuña llamado Senda del Caracol.
Senda del Caracol y paredes de Leiva al fondo

El camino de descenso es largo y algo técnico con muchos bolos y piedras sueltas , pero siguiendo la senda hasta el final, llegaremos de nuevo al parking donde comenzamos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat