Murcia

Ruta de los Baños de Somogil y Barranco Hondares

Ubicación e información

Esta vez quiero llevarte al noroeste de la Región de Murcia, más concretamente a la Sierra de la Muela, en Moratalla, dónde nace el Río Alhárabe, que confluye con el barranco de Hondares. Vamos a realizar la Ruta de los Baños de Somogil y Barranco Hondares.

En éstos dos valles, sus barrancos, pozas, paredes verticales y cascadas se encuentran los lugares de interés que vamos a visitar.

Poza de las tortugas, en su segundo salto de agua formando una estela de vegetación y minerales fascinante.
Arroyo de Hondares, en un salto de agua formando una estalactita de vegetación y sedimentos.

Os aconsejo realizar esta ruta en primavera sobre todo u otoño, para disfrutar de la riqueza floral, explosión de colores y desarrollo de setas, hongos que hacen del camino más exuberante si cabe.

Aquí os dejo el track de la Ruta de los Baños de Somogil y Barranco Hondares para hacerla con el dispositivo de seguimiento que tengas.

Sin duda éste es de los lugares más atractivos a visitar de la Región de Murcia, pero podemos disfrutar de otras recomendaciones en éste post de mi blog.

Fauna y flora de Moratalla

La Flora es única en el lugar, ésta zona cuenta con un pulmón para la región formado por pino Carrasco, Laricio, Sabinares y numerosas Encinas que tapizan este entramado de cerros, formaciones rocosas y cauces fluviales naturales.

Si fijamos bien nuestra atención en la vida animal que rodea éste lugar, observaremos la gran cantidad de fauna terrestre y aérea que podemos encontrar.

Al atardecer podemos encontrar búhos reales y cuando el sol está más alto, las águilas culebreras, reales o los veloces halcones peregrinos.

En cuanto a mamíferos terrestres destaca la presencia de la nutria por los ríos y arroyos de la zona , los galápagos leprosos que podemos encontrar en el pozo de las tortugas, que destaco más adelante.

Comienzo del Itinerario

Para hacer la ruta deberemos aparcar nuestro vehículo en el parking del camping La Puerta y dirigirnos a la orilla del Río Alhárabe, el comienzo del sendero está al fondo del parking.

Aquí podéis encontrar el inicio de la ruta y abrir vuestro GPS para saber llegar.

En primer lugar, avanzaremos por el margen derecho acompañados de las tranquilas aguas, primeras pozas, embalses y saltos artificiales junto al Camping La Puerta.

Una vez sigamos el cauce del río, iremos adentrándonos en una zona más salvaje, donde el lecho del río y sus márgenes se vuelven más irregulares y escarpados, con sublimes pozas y cascadas.

En todo momento deberemos continuar por el margen derecho del río hasta cruzarnos una senda forestal que lo cruza, es aquí donde nos desviaremos a la derecha y tomaremos la pendiente.

Baños de Somogil

Seguidamente, andando unos minutos, llegaremos a los Baños de Somogil, que cuenta con dos pozas, donde una corriente de agua subterránea aporta una temperatura de 26 Cº grados , perteneciente a un acuífero.

Las pozas de Somogil son un lugar muy pintoresco y peculiar ya que el baño es propicio en cualquier época del año. Antaño, éste lugar era considerado un Spa natural.

Piscinas termales de los baños de Somogil, en Moratalla.
Poza de la compuerta en los Baños de Somogil.

La poza inferior esta regulada por una compuerta metálica que se usa como aliviadero manual en momentos de abundante caudal.

Pero no todo acaba aquí, si queremos disfrutar de lugares poco usuales seguiremos subiendo por el Barranco Hondares, que alberga un arroyo entre un paraje abrupto y rodeado de vegetación.

Encina del Barranco Hondares

Más adelante, continuando por la senda forestal que cruza el río varias veces, seremos testigos de presenciar el crecimiento de una Encina que posee alrededor de 500 años.

Encina de aproximadamente 500 años de antigüedad, en el Barranco de Hondares
Encina centenaria , creciendo en los márgenes del Arroyo de Hondares.

Permanecer bajo su entramado que agrieta un cielo azul, preferiblemente, es una de las mejores sensaciones que nos puede aportar éste maravilla de ruta. En ciertas épocas como el otoño o primavera podremos recoger bellotas dulces, que desprende el anciano árbol.

En esta zona es muy común encontrar en épocas de otoño o invierno multitud de setas y hongos, como los preciados y protegidos níscalos. El níscalo es un hongo que posee un color naranja y gris y crece en zonas sombrías y en penumbras.

Desvío por el barranco de Hondares

El Barranco de Hondares es una joya preciada que los autóctonos han cuidado y conservado muchos años. El arroyo que por el discurre comienza cerca del cortijo de Hondares, en la Sierra de la Muela.

Sus aguas transcurren por un bello desfiladero y emanan de la Loma del Majalico y del Puntal de las Lomas, que conforman parte del LIC de la Sierra de la Muela.

Interés geológico de la Sierra de la Muela

Los valles y picos por los que discurre la ruta tienen una historia y valor geológico que se remonta al Mioceno y Cretácico inferior, una antigüedad de unos 100 millones de años.

La fuerza de la erosión y el tiempo han ido moldeando las sugerentes paredes y estructuras, antaño submarinas, dando forma a los picos y collados que hoy podemos contemplar.

Para finalizar la ruta, llegaremos a lo más alto del barranco, visitando la Poza de las Tortugas qué es nuestro siguiente destino, al que llegaremos caminando unos 2 km desde la Encina gigante.

Poza de las Tortugas

Más adelante, el sendero se vuelve un paseo invadiendo a veces los márgenes del río, hasta llegar al primer salto de agua de la Poza de las Tortugas.

Una estela de vegetación acuática y restos de cal, arena y sedimentos han dibujado una estalactita natural que acompañada con una sutil cascada hacen del lugar, un rincón de Murcia a destacar.

Parte superior de la poza de las Tortugas, en el barranco de Hondares.
Salto de agua y poza de las Tortugas, en el Barranco de Hondares de Moratalla

Por último un poco más adelante, aguas arriba de la última cascada, se haya la famosa poza las tortugas, que alberga galápagos leprosos en sus estancadas aguas.

Aquí se erige una enorme pared donde el agua rebosa formando una extraña y bella cascada con abundante vegetación en su parte más alta.

Cortijo de Hondares de Abajo

En el último punto de la ruta, visitaremos el cortijo de Hondares, una finca rústica con varias casas de campo abandonadas en un valle.

La estampa destaca y contrasta por el verde de sus praderas, enormes paredes, lomas de piedra caliza de la época del Eoceno y cerros dolomíticos.

Casas del Cortijo Rústico de Hondares
Finca Rústica del Cortijo de Hondares

La importancia geológica también subyace en la presencia de numerosos y variados fósiles de conchas que nos indican la regresión del mar hace unos 40-60 millones de años. Podemos encontrar sobre todo Nummulites entre otros.

Por último, si queréis visitar más lugares únicos de la Región, os recomiendo éste leer éste post.

Recomendaciones para la Ruta.

  • Llevar abundante agua , comida y un botiquín.
  • No olvidarse de la crema solar facial , gafas de sol y una gorra.
  • Acordarse de no arrojar basura y llevar una bolsa para depositar deshechos.
  • Para subir con el vehículo hasta las pozas, es necesario Todoterreno, promuevo realizar la ruta andando preferiblemente.
  • No molestar ni perturbar la fauna y flora del lugar, alterando el ecosistema.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat